Aquí
Portada > Deportes > Gustavo Alfaro rompió el silencio y habló de Boca

Gustavo Alfaro rompió el silencio y habló de Boca

Gustavo Alfaro llegó a Boca Juniors después del duro golpe recibido por el “xeneize” en la final de la Libertadores 2018 a manos de River Plate y se fue en diciembre del año pasado, cuando a esta Superliga le faltaban siete encuentros, por lo que es parte del título conseguido el sábado y consideró que su trabajo, fue por ello, “ayudar al club a ponerse de pie”.

“Lechuga” estuvo al frente del plantel boquense durante 16 de los 23 partidos que derivaron en la consagración en la Superliga que le arrebató justamente a River en la última jornada, gracias a la victoria 1-0 ante Gimnasia en la Bombonera y el empate “millonario” 1 a 1 ante Atlético Tucumán.

Alfaro armó el plantel al que Juan Román Riquelme ahora le hizo muy pequeños agregados con las llegadas de Guillermo Pol Fernández y el peruano Carlos Zambrano, nada más.

Y su reemplazante, Miguel Ángel Russo , con tres retoques muy importantes como la confirmación de Carlos Tevez como titular junto al colombiano Sebastián Villa “de wing” y de su compatriota Jorman Campuzano en lugar de Iván Marcone, acumuló en esos siete juegos restantes seis victorias y un empate.

Pero lo hecho por Alfaro no pasó desapercibido ni para Russo ni para Tevez, ya que ambos reconocieron el alto porcentaje que le cupo en este título.

“Creo que ayudamos, con la gente que trabajó en Boca en ese año controvertido y especial, en lo más importante que era ponerlo de pie” , indicó Alfaro en un video de menos de un minuto que editó en Radio caracol, de Colombia, para la que trabaja desde hace una década, y reprodujo TyC Sports tras el título “xeneize”.

“Eso era lo que nosotros queríamos y sentíamos, más allá de la eliminación con River en la Copa Libertadores, que la vuelta interna que había dado el plantel era un indicativo de que estaba preparado para superarlo y ganar lo que tenía que ganar” , apuntó.

Y apreció que su “colaboración” llegó “hasta ahí. Lo que vino fue mérito del esfuerzo de los muchachos y de Miguel. Y del mundo Boca , que lo tiene bien merecido ese festejo, ya que trabajó mucho por eso”, finalizó Alfaro, que a los 57 años decidió “esperar”, según indicó, para volver a trabajar después de la fuerte experiencia de Boca.

Top