Aquí
Portada > Espectáculos > La foto más famosa de todos los tiempos cumple 60 años: el “golpe de suerte” que convirtió al Che Guevara en un ícono

La foto más famosa de todos los tiempos cumple 60 años: el “golpe de suerte” que convirtió al Che Guevara en un ícono

Una boina, el gesto adusto, la mirada al horizonte y una muerte prematura para reavivar el mito: esos son los ingredientes de la historia de la foto más famosa de todos los tiempos, que hoy cumple 60 años. El retrato del Che Guevara que luego se convertiría en remeras, banderas de protesta, ícono de la rebeldía y hasta en la imagen de una publicidad de Mercedes-Benz es una obra del fotógrafo cubano Alberto Díaz Gutiérrez, conocido en todo el mundo como Alberto Korda.

La imagen del Che Guevara usado en una campaña de Mercedes Benz

La imagen del Che Guevara usado en una campaña de Mercedes Benz

Che Guevara por Andy Warhol

Che Guevara por Andy Warhol

La imagen, bautizada “Guerrillero heroico”, fue tomada cuando Korda trabajaba para el diario Revolución y sucedió el 5 de marzo de 1960, luego de un atentado contra un buque francés “Le Coubre”, que había llegado a La Habana el día anterior y que explotó durante la descarga de las armas que transportaba. El gobierno cubano acusaría a la CIA por el hecho, que causó la muerte de 136 persona y derivó en los multitudinarios funerales públicos en donde fue retratado el Che.

Fue un golpe de suerte”, dijo Korda en las entrevistas que dio durante su vida, casi todas para explicar cómo fue que su cámara Leica capturó la mítica imagen. En la placa completa de los negativos se advierte que no exageraba.

Alberto Korda y su retrato del Che Guevara

Alberto Korda y su retrato del Che Guevara

De las 27 tomas en solo dos aparece el Che, una de ellas en formato vertical y otra en horizontal. La mayoría apuntan a Fidel Castro y también a Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, célebres intelectuales de la época que estuvieron en la isla para presenciar los funerales de las víctimas del atentado.

Los negativos originales de la famosa foto

Los negativos originales de la famosa foto

“Yo miraba la escena a través de mi Leica con un objetivo de 90 milímetros. Iba recorriendo la tribuna de izquierda a derecha y de pronto, sin esperarlo, emerge él desde atrás y mira la multitud. Me quedo impresionado, asustado y tomo la primera foto. Me doy cuenta de que la expresión de ese hombre en aquel momento es la de un auténtico Che Guevara”, dijo Korda.

Sin embargo, las fotos del Che no fueron usadas en la edición del día siguiente en el diario Revolución. Podrían haber quedado en el olvido, pero la imagen se volvió inmortal a partir de la muerte del Che, en 1967.

Un editor italiano, llamado Giangiacomo Feltrinelli, obtuvo las copias de esas imágenes, que seguían en poder de Korda. Las reencuadró (editó el rostro de una persona que aparece en el margen izquierdo y el de una planta sobre el margen derecho) y usó la imagen para la portada de los diarios del Che en Bolivia y para imprimir miles de pósters.

Che Guevara 3

Che Guevara 3

Feltrinelli es otro personaje clave en esta historia singular. Millonario y criado en el seno de una familia conservadora, admiraba el comunismo y la causa del Che Guevara. Fue el editor de los diarios del Che en Bolivia y murió en los 70 en su casa de Milan, mientras manipulaba una bomba casera que planeaba usar en un atentado.

Korda siempre se quitó mérito por su foto: “El Che era extraordinariamente fotogénico, por lo que no tuve ningún mérito especial”. Sin embargo, un dato en la carrera profesional de Korda contribuye al mito: en los años 50 había sido fotógrafo publicitario y de modas.

Hasta poco antes de su muerte, Korda decidió no reclamar regalías por la imagen. De firmes convicciones comunistas, estaba contento con el hecho de que la foto se hubiera hecho célebre y que hubiera contribuido también la difusión de la revolución cubana en todo el mundo.

Al final de su vida inició un juicio contra la marca de vodka Smirnoff, que había usado la foto –como tantos otros– sin su permiso. Llegó a cobrar 50 mil dólares que donó al ministerio de Salud de Cuba.

El aviso de Smirnoff con la imagen de Korda

El aviso de Smirnoff con la imagen de Korda

La vida de Korda tuvo un destino circular: murió en el año 2001 en París. Tenía 72 años y fue enterrado en La Habana, junto a las víctimas del atentado del buque, ahí donde empezó a escribirse esta historia.

 

Top