Aquí
Portada > Actualidad > Cambiemos lo hizo: La deuda pública ya es del 90% del PBI

Cambiemos lo hizo: La deuda pública ya es del 90% del PBI

El ratio de la deuda pública en relación al PBI volvió a mostrar dinámica negativa durante el primer trimestre, lo que se explica por la volatilidad cambiaria que caracterizó al cierre de ese período. De esa forma, el ratio sufrió una suba de 3 puntos porcentuales, que se convierten en 6 puntos si se toman en cuenta los dólares del FMI que correspondieron a marzo y que ingresaron en los primeros días de febrero. Así, según el Ministerio de Hacienda, el ratio volvió a 89,2%. Con las divisas del Fondo treparía hasta 92%.

Los números fueron subidos por Hacienda a través de un Excel. En los próximos días publicará los gráficos sobre la situación de la deuda pública. Para los cálculos utiliza el stock de deuda y el precio del dólar al 31 de marzo. Desde la consultora Ecolatina analizaron los datos y adelantaron el número en relación al PBI.

El analista de la consultora, Joaquín Waldman, explicó a BAE Negocios: “La medición de la deuda pública sobre PBI depende mucho del tipo de cambio porque el 80% de la deuda está en dólares. Entonces la volatilidad del primer trimestre del año no ayudó. Lo mismo pasó durante el año pasado. El PBI se licúa en dólares, mientras que el stock de la deuda queda igual”.

De hecho, durante el 2018, por la devaluación de casi 105% que se dio desde el último día hábil del 2017, el PBI en dólares cayó desde US$567.000 millones hasta US$ 385.000 millones, mientras que el stock de deuda subió al pasar desde US$320.935 millones hasta US$332.192 millones. Ahora llegó a US$337.992 millones. Por eso en 2017 el ratio deuda/ PBI fue de 56,6% y en 2018 cerró en 86,2%. Un salto extraordinario de 30 puntos, que no se veía desde la salida de la convertibilidad. Y antes, en el tercer trimestre, previo a la estabilidad cambiaria de fin de año, había llegado hasta 95,4%.

“Medida en dólares, la deuda total creció 1,2% entre el cierre del 2017 y el primer trimestre del 2019. Pero, al licuarse el producto y estar endeudado en moneda extranjera, el Estado deterioró su capacidad de pago”, reseñó Waldman.

El cierre del año para el ratio deuda/ PBI dependerá entonces de la evolución del precio del dólar, variable sobre la que sólo hay incertidumbre. En pleno año electoral, la expectativa es que la fuga vuelva a ser fuerte, presione sobre el valor de la divisa y consuma reservas en el camino. Se trata de un partido abierto.

La importancia del indicador reside en que es observado por los mercados como señal de la capacidad de repago de la deuda. La economía se enfrenta a una dicotomía: con el dólar quieto, se pierde competitividad y se pone en riesgo la reciente mejora del rojo externo. Con el dólar subiendo, se dispara el ratio, por la fuerte concentración de obligaciones en moneda extranjera.

Top