Aquí
Portada > Nacion > “Es una payasada lo que anunciaron, no tiene nada que ver con lo que hacíamos nosotros”

“Es una payasada lo que anunciaron, no tiene nada que ver con lo que hacíamos nosotros”

A su estilo, el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, desestimó los anuncios del gobierno nacional para contener la inflación, pese a que en alguna medida reproducen la lógica de controles férreos de precios que instrumentó durante su gestión como Secretario de Comercio. “Es un gobierno de imbéciles”, afirma tajante.

Moreno sostiene que la administración de Macri no tiene chances de revertir la actual crisis económica y califica de “payasada” las medidas anunciadas por los ministros. Además, sostiene que “lo que tenemos es un gobierno que generó los mismos desequilibrios macroeconómicos que obligaron a renunciar a Alfonsín y a De la Rúa”.

¿Qué le parecieron las medidas? ¿Encuentra similitud en los anuncios con algunas medidas que tomaba como funcionario?

No, nada. Las medidas tienen que ser en un contexto y acá lo que tenemos es un gobierno que ha generado los desequilibrios macroeconómicos que, en términos fiscales, son los que obligaron a renunciar a [Raúl] Alfonsín y los que en términos externos obligaron a renunciar a [Fernando] De la Rúa.

Me refiero a 13 puntos de déficit fiscal en términos de PBI y 6 puntos de cuenta corriente en términos de Balanza de Pagos. Es imposible que con esos desequilibrios un gobierno pueda hacer política económica. Esto es irreversible.

¿Qué puede hacer el secretario de Comercio en estos casos?

El secretario de Comercio trabaja en el margen, no trabaja en el núcleo duro de la situación. El núcleo duro es el contexto macroeconómico y en un contexto macroeconómico con racionalidad económica, el secretario de Comercio trabaja en el margen. Esto es, una empresa que se despista, alguien que se le fue la mano en alguna cosa. Vas observando como el viejo guardián de la plaza, viendo quién se fue al pasto. Ahora una cosa es eso y otra pensar que el guardián de la plaza puede parar una manifestación de la UOM.

En términos económicos, lo que yo hacia era coordinar las decisiones empresariales: que más o menos los autos fueran todos por la autopista a mucha velocidad que era lo que queríamos. Ese es el margen.

Ahora, si no tenés una buena autopista, si no tenés el equilibrio macroeconómico, es imposible. Esto es propio de un gobierno de imbéciles, pero acá no solo es imbécil el ministro de Justicia [Germán Garavano] como dijo [Elisa] Carrió. Esto es un gobierno de imbéciles, empezando por el Presidente.

Tiene una visión pesimista.

Yo creo que este gobierno se tiene que ir cuanto antes. Cuanto más tiempo se quede no solo vamos a perder grandes empresas como las que están en dificultades, también vamos a perder medianas empresas como Clarín. ¿Viste lo que pasó hoy en Clarín? [por los despidos] ¿A dónde queremos llegar?

Yo te dije una vez a vos que mientras se quede Macri todos los días íbamos a tener malas noticias en el movimiento productivo. Que mañana siempre va ser peor que hoy, bueno, porqué no le damos una solución a este tema.

¿Cuál sería esa solución?

Que los radicales se vayan de Cambiemos a un gobierno de unidad nacional que lo podemos armar, no sé, con (Roberto) Lavagna. Aunque no reúna los requisitos en términos de la ley de acefalía, porque tiene que ser senador, diputado o gobernador, pero bueno, se puede cambiar la ley 10 minutos antes.

¿Y si no es Lavagna?

Puede ser (Juan Manuel) Pichetto, puede ser (Daniel) Scioli. El peronismo tiene un equipo económico al que se pueden sumar los radicales, el socialismo y algún massista por ahí suelto. Tenemos que hacerle piso a esta crisis. El peronismo está preparado técnicamente para hacerse cargo de esto.

 

Top