Aquí
Portada > Actualidad > El próximo tarifazo de Macri se comerá el 26% del sueldo

El próximo tarifazo de Macri se comerá el 26% del sueldo

En junio próximo, según los aumentos en los servicios públicos anunciados por el gobierno nacional, la incidencia del pago de los mismos por parte de los usuarios llegará al 26% del sueldo mínimo, vital y móvil, cuando en 2015 representaba sólo el 6%.

Según un estudio del colectivo EPPA (Economía Política para la Argentina), la canasta de servicios públicos aumentó considerablemente su peso en los ingresos de la población (tanto en el salario medio como el salario mínimo). En el año 2015, la participación de la canasta en el salario mínimo era de 6,3 puntos porcentuales, mientras que en el año 2018 esta ratio llega a 23,5% (incluyendo los gastos en transporte). Esto representa un aumento de casi un 300% en tan solo tres años.

Pero además, luego de los aumentos que se anunciaron para el año corriente y teniendo como horizonte temporal el mes de junio próximo, se estima que la canasta llegue a significar el 26% del sueldo mínimo. Sin los gastos en transporte, el peso de la canasta en él (“la canasta energética”) fue 16,3% en 2018 y pasará a 18,3% hacia junio de este año.

“En este contexto de tarifazos, la Argentina está sufriendo un notable incremento de la población en condiciones de “pobreza energética”, ya que el peso del gasto de los servicios públicos en el ingreso se ha multiplicado con creces”, advirtió EPPA.

“Hace poco más de tres años, Argentina se posicionaba como el país de la región con las tarifas de los servicios públicos más accesibles. Sin embargo, la política de “recomposición tarifaria” del gobierno de Mauricio Macri llevó las tarifas locales a niveles incluso más altos que los de los países con estructuras históricamente liberalizadas. En términos porcentuales, Argentina aumentó 20 puntos de incidencia tarifaria en relación a 2015. Es decir, el peso del gasto en servicios como porcentaje del salario mínimo más que se cuadruplicó en poco más de tres años”, describió el colectivo de economistas.

Nuestro país superó a Chile en el ranking de cuánto representa el pago de estos servicios esenciales. Así, mientras Chile supo ser el país más caro de la región, gracias a una sostenida estabilidad nominal, hoy logró reducir el peso tarifario. Actualmente, Argentina ya se posiciona 1,6 puntos porcentuales por encima del país trasandino. Por su parte, también se amplió la distancia sobre Brasil (+5 puntos), Perú (+6,2 puntos) y Ecuador (+6.6 puntos).

Un dato muy importante del informe de EPPA: el gobierno de Cambiemos paga más en subsidios a las empresas energéticas que lo que hacía el kirchnerismo, cuando el relato de la administración macrista es que con el tarifazo se reducen esas partidas y así se tiende a reducir el déficit de las cuentas públicas.

Sin embargo, en 2018, la ejecución presupuestaria base caja arrojó un gasto en subsidios energéticos de 177.887 millones de pesos, lo que representa un incremento del 41,6% respecto de 2017, o unos 52.234 millones de pesos adicionales. Si se compara dicho incremento con otros rubros, se advierte el fuerte salto relativo, ya que todo el Gasto Primario tuvo una suba del 24,4%.(Por Sergio Villone)

Top