Aquí
Portada > Deportes > Atlético ya tiene la cabeza puesta en la Copa

Atlético ya tiene la cabeza puesta en la Copa

Para muchos, 2020 es -por ahora- un mero juego de números. Dos pares de cifras idénticas que todavía no llegan a formar un año y menos uno en el futuro inmediato. Será porque las Fiestas, el receso y las últimas vacaciones todavía están muy cerca o porque son casi nueve meses los que faltan para sacar todas las hojas del calendario. Para Atlético, sin embargo, 2020 ya es una fecha importante: es el año en el que volverá a jugar en Primera y en el que disputará una nueva competencia internacional.

“Sabemos que todavía falta un año pero también sabemos que no hubiera habido un 2020 con una copa internacional si no hubiese habido un buen 2019”, señala Enrique Salvatierra, presidente en ejercicio de Atlético.

El máximo responsable de la dirigencia “decana” prácticamente quiere justificar la alegría y el festejo del club por este nuevo logro, aunque falte un tiempo para que vaya a capitalizarse. Ni falta que hace: el club puede celebrarlo en grande pero no por eso dejará de seguir su marcha o -si se quiere- trabajar para que el escenario en 25 de Mayo y Chile cuando llegue ese momento, sea el indicado.

Primero, en lo económico. “Vamos a tener un parate importante: desde mayo (momento en el que finaliza la Copa de la Superliga) hasta agosto, cuando empiece el nuevo torneo. Serán meses con ingresos nulos”, alerta “Quique”, pero ahí nomás tranquiliza: “sabíamos de esto y tenemos los números ‘calzados’”.

Segundo, y no menos importante, en Atlético trabajarán en lo futbolístico de cara a ese bendito 2020. “Todo va a depender de la decisión de Ricardo (Zielinski), si continúa o no. Lo primero que tenemos que definir es eso, para luego ver el resto”, explica Salvatierra.

“Él es la piedra angular de todo esto. Si siguiera, va a ser más fácil porque sabemos lo que quiere (refuerzos) y cómo es. De lo contrario, habrá que trabajar con una nueva persona que no conocemos”, agregó.

Zielinski ya avisó que se tomará su tiempo para decidir qué hacer con su continuidad. Los dirigentes apoyan la idea de que siga. “La pelota está de su lado”, dice el presidente. El entrenador se debate entre volver a Buenos Aires, su lugar de origen, tras casi tres de estar afuera de allí.

Justamente, asegurarse la participación en una copa internacional podría haberse interpretado con una herramienta más a la hora de negociar con el director técnico, pero no es este el caso, según Salvatierra. “Le es indistinto. Más allá de la competitividad o la comodidad que pueda tener acá -que las tiene- en lo que él (Zielinski) piensa, es en lo familiar”, añade.

 

Top