Aquí
Portada > Nacion > El kirchnerismo quiere que Stornelli dé explicaciones en el Congreso

El kirchnerismo quiere que Stornelli dé explicaciones en el Congreso

Los legisladores del kirchnerismo convocarán al fiscal Carlos Stornelli a la bicameral de seguimiento y control del Ministerio público, para interrogarlo sobre la denuncia sobre un presunto pedido de coima de 300 mil dólares de un allegado suyo a un empresario para evitar la prisión, en el marco de la causa de los cuadernos.

La investigación fue revelada este viernes por el periodista Horacio Verbitsky, con fotos, mensajes telefónicos, audios y videos que involucran a Stornelli y al abogado Marcelo D’Alessio, quien se presenta como muy cercano al fiscal y actúa en su nombre.

A diferencia de los jueces, cuya conducta es seguida de cerca por el Consejo de la Magistratura, los fiscales no son sometidos fácilmente a un juicio político: la denuncia recae en el Ministerio Público y la lleva adelante un tribunal de 7 miembros, 1 representante del Ejecutivo, el Senado, la Corte; 2 por la federación de colegios de abogados y 2 sorteados por la justicia.

Pero el tribunal sólo es convocado por el Procurador o el defensor general de la Nación, cargo que está vacante por falta de acuerdo parlamentario; y en caso que estos no respondan a una denuncia, su presidente  podría actuar por su cuenta. O sea, la oposición rara vez puede empujar a un fiscal al abismo y por esa razón esta tarde los legisladores kirchneristas no pensaban en pedir la destitución de Stornelli.

“Además, no queremos aparecer como los autores de la denuncia”, confesó  un referente de la bancada de diputados cercanos a la ex presidenta.

Pero sí evalúan como vidriera la bicameral, que sólo tiene atribuciones para reunir información y promover medidas disciplinarias ante el procurador de turno. Fue creada hace dos décadas, pero conformada por primera vez en 2016, por presión de Sergio Massa.

Su primera presidenta fue Graciela Camaño y por insistencia de Cambiemos coordinó visitas de fiscales que denunciaban por mal desempeño a la entonces procuradora Alejandra Gils Carbó, cercana a Cristina Kirchner. Mauricio Macri no encontraba resquicio legal para echarla pero logró que renunciara tras las elecciones de 2017.

El año pasado, iba a constituirse pero no tuvo quórum, porque el PJ y el kirchnerismo dejaron sus lugares vacíos para impedir que Elisa Carrió sea elegida presidenta. Habían aceptado votar a un oficialista, pero le pareció demasiado aceptar a la chaqueña.

Como la bicameral luego no fue conformada, las citaciones a Stornelli correrán por vía administrativa y el kirchnerismo podrá presionar en los escritorios del edificio anexo, donde funcionan las oficinas de las comisiones.

El otro recurso es pedir en los recintos  constituir la bicameral, elegir autoridades y citar a los fiscales que pidan sus miembros. Alcanzará para exponer a Cambiemos. Lo que más les interesa a los K.

Top