Aquí
Portada > Actualidad > Cuáles son las dos alternativas del Gobierno para cambiar el escrutinio provisorio

Cuáles son las dos alternativas del Gobierno para cambiar el escrutinio provisorio

El Ejecutivo busca modificar la logística en la carga de datos para agilizar la difusión de los resultados. El objetivo es que escuelas se conviertan en centros de transmisión.

A siete meses de las primarias presidenciales, el Gobierno puso en marcha un plan para modificar la carga de datos de los resultados de las elecciones. La propuesta oficial busca agilizar la difusión de los resultados de las PASO y de la generales de octubre a través de un cambio en la transmisión de la información.

La Dirección Nacional Electoral (DINE) quiere que desde cada escuela se pueda transmitir directamente los resultados de las mesas hasta el centro de cómputos oficial y evitar la logística que implica el traslado de los telegramas.

En la actualidad, las autoridades de mesa confeccionan un documento en papel que es llevado por el Correo Argentino a uno de los 400 centros de transmisión electoral distribuidos en el país. Allí se escanean los telegramas y se transmiten las imágenes al centro de cómputos desde donde se difunden los resultados provisorios de los comicios.

La idea de la de la Secretaría de Asuntos Políticos que conduce Adrián Pérez es convertir a las escuelas en un centro de transmisión. Sin embargo, esta modalidad estaría supeditada a la infraestructura de los colegios ya que debería asegurarse la conectividad en cada centro de votación.

Según pudo saber ámbito.com, desde el Gobierno trabajan sobre la base de dos posibilidades para implementar a partir de agosto. Una de ellas es que la autoridad de mesa lleve hasta una oficina montada en la escuela el acta original con los resultados para que sea escaneada directamente hacia el centro de cómputos.

La otra variante es que se confeccione un acta ad hoc con el objetivo de que la propia autoridad de mesa no se mueva de su lugar y no se pierda la cadena de custodia de la urna.

Esta última posibilidad fue planteada por jueces electorales en una reunión que los magistrados mantuvieron con autoridades de la DINE. En el encuentro realizado el mes pasado, los jueces con competencia electoral alertaron también por el temor a que el documento original pueda ser extraviado en el proceso de transmisión.

La difusión de los resultados que se dan a conocer la noche de la elección no está muy claramente reglamentada en el Código Electoral por lo que el escrutinio provisorio aún está en manos del Poder Ejecutivo.

Sin embargo, los cambios que plantea el Gobierno deben pasar por las manos de la Justicia Electoral porque define qué tipo de documento se debe confeccionar para la transmisión de datos al tiempo que también es se encarga de capacitar a las autoridades de mesa.

El antecedente inmediato para la puesta en marcha de este plan se remite al 2017 cuando a través de una acordada, la Cámara Nacional Electoral (CNE) le hizo notar al Ejecutivo que existían “otros mecanismos” para implementar en el escrutinio provisorio que no era el que históricamente se lleva adelante en la Argentina.

En ese contexto, la propia Justicia Electoral recomendaba transmitir los datos de cada mesa directamente desde las escuelas de votación. Fuentes de la Justicia electoral indicaron a este medio que “lo ideal para regular el escrutinio provisorio sería una ley que lo estipule en el Código Electoral”.

Sin embargo, desde la Cámara indicaron que “existe un margen de reglamentación posible” para que finalmente se modifique el escrutinio provisorio tal como pretende el Gobierno. “Ante este vacío en el Código Electoral, la iniciativa puede cubrirse con una resolución del Ministerio del Interior”, resumieron desde la Justicia.

La otra parte interesada en los cambios en el escrutinio provisorio son los partidos políticos. Por el momento no hubo reuniones formales con las agrupaciones con el Gobierno, pero desde la DINE anticiparon que en las próximas semanas comenzarán las conversaciones con las agrupaciones.

Por lo pronto, desde la oficina que conduce Pérez indicaron que “nada de lo que pueda llegar a implementarse se hará sin acordarlo previamente con los partidos políticos”. Voceros de la Secretaría de Asuntos Políticos indicaron que “la idea es definirlo en febrero y una vez acordado, implementarlo”.

Lo cierto es que en el Gobierno ya pusieron manos a la obra en lo que respecta a cuestiones administrativas. En ese contexto, el ministerio de Educación y la DINE firmaron un convenio para tomar en préstamo 15.000 netbooks del programa Educ.Ar e igual número de equipos multifunción para así poder escanear y fotocopiar las actas dentro de cada una de las instituciones educativas elegidas como puntos de votación. Por Xavier Ibarreche, AMBITO

Top