Aquí
Portada > Actualidad > “Votar a Macri es suicidarse”, según la UIA

“Votar a Macri es suicidarse”, según la UIA

Las frases precisas dichas según los medios por el Sr. Guillermo Moretti, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) fueron que el “modelo económico no contiene al sector industrial” y si “la sociedad quiere suicidarse seguirá con este modelo”. Estas expresiones ocurren luego de una cadena de otras donde distintos representantes industriales han expresado su creciente descontento con las políticas del actual gobierno.

Dada la severa recesión, este descontento también es expresado por muchos otros sectores. Sin embargo, las frases mencionadas revelan el grado extremo de oposición que caracteriza a este sector y por descarte, el modelo económico dentro del cual quisiera operar con el próximo gobierno.

Las opciones que por el momento están abiertas para que los argentinos elijamos son dos: el actual modelo económico, o el modelo kirchnerista. Por el momento no existe una tercera opción para someter al juicio de las urnas.

La oleada de críticas al actual gobierno está viva y presente y no encuentro sentido repetirlas salvo expresar que personalmente adhiero a muchas de ellas.Sin embargo, la opción preferida por la UIA sin duda nos hundiría en un pozo profundo que acabaría por dividir la sociedad eliminando de esta manera las posibilidades de mayor cohesión y un desarrollo más sustentable.

¿Porque la UIA parece inclinarse por el modelo económico kirchnerista? Mi respuesta: porque fue bajo este modelo que obtuvo rentas espurias millonarias es decir, ingresos obtenidos sin tener que trabajar y competir en el mercado. El Sr. Moretti nos ofrece un ejemplo de políticas arbitrarias que quisiera ver implementada. Propone que por Decreto y con el propósito de compensar la pérdida salarial, los bancos le presten a las PYMES a una tasa del 1% anual! De esta manera y dada la enorme diferencial con las actuales tasas de mercado, las PYMES beneficiadas aumentarían sus ingresos en alrededor de 50% sin tener que agregar un gramo de esfuerzo físico o intelectual en su obtención.

Las políticas arbitrarias kirchneristas como las del ejemplo, resultaron en enormes beneficios para el sector industrial. Dada nuestra mala memoria quiero recordar solo un par de ellas incluyendo el control de cambios y las restricciones cuantitativas sobre las importaciones.

Aproximadamente estas políticas se tradujeron en un subsidio equivalente de entre 30% y 50% (dependiendo fundamentalmente de la diferencia entre el dólaroficial y el paralelo) sobre el valor de las importaciones una parte importante de las cuales fueron insumos y bienes de capital para este el sector industrial. La cifra resultante de multiplicar la tasa de subsidio por el valor de estas importaciones asciende a miles de millones de dólares y por lo tanto, es más elevada que la abarcada por todas las causas de corrupción abiertas actualmente por la justicia.

A través de las restricciones cuantitativas el gobierno kirchnerista decidía que empresas tendrían permisos de importar y obtener el beneficio espurio y cuáles no. En el capitalismo de amigos el gobierno asume el poder político y el económico y comparte los beneficios con sus amigos. Así funciono la ONCCA y así funciono la Secretaria de Comercio.

Top