Aquí
Portada > Nacion > El Gobierno y el peronismo acuerdan subir bienes personales

El Gobierno y el peronismo acuerdan subir bienes personales

Rogelio Frigerio y Emilio Monzó se reunieron esta tarde con ministros de Economía provinciales y diputados del peronismo federal y acordaron subir el impuesto a bienes personales a las propiedades más caras.

La adenda fiscal habilita al Gobierno a incrementar ese tributo y las nuevas alícuotas se tomarán de un proyecto de ley presentado por la diputada radical Alejandra Martínez y el misionero Jorge Franco, cercano al gobernador Hugo Passalacqua.

Seguirán pagando 0.25% las propiedades con valuación fiscal de entre 2 y 5 millones de pesos, pero las que coticen entre esa cifra y 20 millones abonarán 0.5% y si son más caras le aplicarán un 0.75%, sin importar si están radicadas en el país o en el exterior.

La baja paulatina de bienes personales se definió en la ley del blanqueo para incentivar la declaración de patrimonios fuera del país. Y en el consenso fiscal entre Nación y Provincias el Gobierno se comprometió a sostener un 0.25% como tope desde este año. De esta manera Cambiemos rompe otro compromiso de campaña -impulsar baja de impuestos- y de gestión, apretado por la situación fiscal.

Como bienes personales es un impuesto coparticipable, con esta suba los gobernadores mejorarán su recaudación pero aun así sus emisarios no se quedaron conformes y reclamaron sostener al menos una parte de los subsidios al transporte público.

El más preocupado fue Osvaldo Giordano, ministro de Finanzas de Córdoba y mano derecha de Juan Schiaretti. Exigió sostener subsidios para los colectivos de las grandes capitales del país, que en muchos casos son municipales y los intendentes no pueden replicar con recursos propios.

El traslado del costo de estos subsidios también generó una inédita tensión entre el presidente Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, que ahora busca incluso el respaldo de la oposición en la Legislatura bonaerense, para exigirle en conjunto a Nación que compense a la provincia.

Frigerio, que ya había escuchado el mismo reclamo de los diputados radicales, insistió en que la mayor transferencia de fondos a las provincias (mediante aumento de coparticipación) alcanza para evitar tarifazos, pero el cordobés Giordano no se conformó y propuso una caja especial creada con la mayor recaudación de bienes personales y dirigida sin intermediarios a los micros del interior.

Protestó porque el presupuesto aún contempla subsidios al transporte del Gran Buenos Aires por tratarse de un servicio de interjurisdiccional, o sea, pasa de una provincia a otra.

Con el mismo concepto seguirán subsidiados colectivos que parten de Retiro al interior del país, aunque sus pasajeros frecuentes no son muchos y el impacto social de cualquier desajuste es ínfimo.

Frigerio llegó acompañado por el secretario de Hacienda Rodrigo Pena, el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro y Alejandro Caldarelli, secretario de Provincias y Municipios.

Otro debate fue por el polémico artículo 53, que le permite al Gobierno reestructurar deuda externa sin restricciones y la oposición no quiere aprobar. La única negociación posible, por ahora, es habilitar la compra de deuda en dólares para convertirla a pesos y mejorar el perfil de vencimientos.

Pero no hay consenso en permitir restructuraciones voluntarias y aumentar a largo plazo los intereses de deuda, que subieron a casi 800 mil pesos y en la oposición ya calculan en un 20% de la recaudación.

Top