Aquí
Portada > Actualidad > Gas: denuncian que “Nicky” Caputo estafa a millones de argentinos

Gas: denuncian que “Nicky” Caputo estafa a millones de argentinos

Según un estudio, los usuarios de gas natural de 6 provincias argentinas están siendo estafados por la empresa Ecogas, propiedad del amigo presidencial Nicolás ‘Nicky’ Caputo, al haber conseguido un precio unificado que es un 27.5% promedio más caro que el mínimo ofertado en la licitación de septiembre del MEGSA (Mercado Electrónica de Gas) y un 13% promedio más elevado al anunciado por el polémico secretario de Energía, Javier Iguacel, en el mes de agosto para Vaca Muerta (Neuquén).

El informe fue publicado por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo y hace especial hincapié en el caso de la empresa de Caputo, que brinda el servicio público de distribución de gas natural en las provincias de Córdoba, Catamarca y La Rioja a través de la Distribuidora de Gas del Centro, y en Mendoza, San Juan y San Luis a través de la Distribuidora de Gas Cuyana.

Con la Resolución 284, el Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas) autorizó a la empresa Distribuidora de Gas del Centro a trasladar a tarifa un precio del gas en el PIST (Punto de Ingreso al Sistema de Transporte) de 3,845 US$/MMBTU (millón BTU) para todos los usuarios del servicio público de gas de red de las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca.

El gas comprado proviene de la Cuenca Neuquina y de la Cuenca del Noroeste, y tendrá un precio unificado de 3,845 US$/MMBTU. Dicho precio es un 24% más caro que el promedio mínimo ofertado por las productoras en la licitación del MEGSA del mes pasado en la primera cuenca. Asimismo, es un 10% más caro que el valor anunciado por Iguacel en agosto para el desarrollo no convencional que les brinda a las empresas gasíferas un retorno superior al 20%.

Distribuidora de Gas Cuyana, por su parte, fijó en $5,49 por m3 el precio del gas en el PIST, lo que trasladado a dólares de acuerdo al tipo de cambio autorizado por el Enargas significó un precio de US$ 4,052 por MMBTU. Como en la región cuyana no hay más cuencas que la neuquina, el precio de 4,052 US$/MMBTU que se incluirá en la tarifa del servicio público para Mendoza, San Juan y San Luis se supone que es el “mínimo costo de gas compatible con la seguridad de abastecimiento”, conforme establece el artículo 38 de la Ley del Gas y que es objetivo fundamental del Enargas su protección y cumplimiento.

Sin embargo, al analizar los mínimos ofertados por las empresas para proveer el servicio se observa que fue de US$ 3,1/MMBTU para la Cuenca Neuquina, mucho menos que los US$4,052 por MMBTU que ofertó la Distribuidora de Gas Cuyana de Caputo.

El Observatorio dice en su informe que “evidentemente este precio es negocio para las productoras que así lo ofertaron en la licitación”. Incluso en las ofertas realizadas en la licitación, se observa que hay al menos 11 ofertas de gas natural por valores entre 3,09 a 3,49 US$/MMBTU provenientes de Neuquén.

El informe realizado por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo asegura que el gas comprado proviene totalmente de la Cuenca Neuquina y que el precio que le cobrarán a los mendocinos, sanjuaninos y puntanos es un 31% más caro que el promedio mínimo ofertado por las productoras en la licitación del MEGSA del mes pasado. Asimismo, es un 16% más caro que el valor anunciado por Iguacel, en agosto.

Además, esta situación pone de manifiesto los beneficiosos vínculos que tiene Caputo no sólo con el presidente Mauricio Macri sino también con funcionarios que deberían controlarlo. Por ejemplo, en San Juan, al frente del Enargas se encuentra Robert Favio Serú, quien durante 17 años trabajó en Ecogas.

Además, la familia Caputo tiene el 23 por ciento de la Sociedad Argentina de Energía (Sadesa), la segunda generadora del país, con intereses también en el eslabón de la distribución eléctrica y gasífera. En generación, la firma posee acciones en Central Puerto, Hidroeléctrica Piedra del Águila, Central Térmica Mendoza y Central Térmica La Plata Cogeneración. Por Sergio Villone

Top