Aquí
Portada > Nacion > Cambiemos teme que el día que se vote el presupuesto, copen la calle con protestas

Cambiemos teme que el día que se vote el presupuesto, copen la calle con protestas

En la presentación de su frente sindical y en la conferencia de prensa del paro de la semana pasada, Pablo Moyano anunció que cuando se trate el presupuesto en el Congreso hará una marcha en repudio al ajuste.

El primer anuncio lo hizo con Agustín Rossi y el resto de los diputados kirchneristas, que por ahora desconocen una movilización pautada, pero ya lograron a asustar a Cambiemos, mientras busca los votos para llegar a una mayoría.

Moyano no está solo: desde este lunes la CTA autónoma, referenciada en gremios como la Asociación de trabajadores del Estado (ATE), realiza un acampe frente al Congreso en repudio a los ajustes del presupuesto.

No descartan repetirlo el día de la sesión, cuando también podrían sumarse la otra CTA y organizaciones sociales, que compartes actos con Moyano desde hace dos años y seguramente no sería la excepción.

No siempre fueron efectivos: concentraron cuando se trató la reforma previsional en el Senado, pero se aprobó sin mayores repercusiones. Diferente fue en Diputados, con una violenta movilización de agrupaciones de izquierda junto al kirchnerismo que obligó a suspender la primera sesión.

Esa vez, el peronismo federal, cercano a los gobernadores, prefirió no dar quórum y pedir más cambios al proyecto, una actitud que podrían repetir porque en estos días exigen decenas de modificaciones al presupuesto y no conseguirán a todas al momento de sesionar.

Mauricio Macri exige acelerar los tiempos para llegar a la cumbre del G20 con el presupuesto aprobado y su plan de acción es que Diputados lo apruebe el 24 de octubre y el senado el 15 de noviembre. Podrán extenderse una semana más, como mucho.

Entre los legisladores opositores ignoran cualquier movilización. “No tenemos previsto ninguna marcha”, ratificaron fuentes del FpV-PJ, mientras que en Argentina Federal empiezan a defenderse.

“Si hay incidentes, no seremos los culpables”, se excusó un legislador ligado aun gobernadores que negocia la adenda fiscal con Rogelio Frigerio. El otro temor de Cambiemos es que muchos de los legisladores que dudan de abstenerse o votar en contra, opten por esta última opción para que no los escrachen.

La abstención le sirve a Cambiemos, porque baja la cantidad de votos necesaria para la mayoría simple y acerca a su objetivo de aprobar en general y en particular el presupuesto y no arriesgarse a que eliminen algún artículo de madrugada. Lo saben los legisladores. El día de la sesión, puede saberlo algún manifestante.

Top