Aquí
Portada > Actualidad > Sin reacción: Boca se quedó afuera de la Copa Argentina y se oscurece su horizonte

Sin reacción: Boca se quedó afuera de la Copa Argentina y se oscurece su horizonte

Gimnasia y Esgrima de La Plata superó a Boca Juniors, 1 a 0, y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina, en un encuentro disputado en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, y profundizó la crisis del “Xeneize” en una semana que comenzó mal con la caída de local ante River en el clásico por la Superliga.

El tanto de los vencedores fue anotado por el venezolano Jan Hurtado a los 44 minutos del segundo tiempo.

El equipo platense se medirá en la próxima instancia ante Central Córdoba de Santiago del Estero, que anoche venció a Brown de Adrogué.

Salió con mayor decisión el “Lobo” a jugar el encuentro en la húmeda noche cordobesa, presionando en todos los sectores del campo y poniendo incómodo a Boca, que trataba de inquietar con los peligrosos delanteros Cristian Pavón, Mauro Zárate y Darío Benedetto, quien salió prematuramente lesionado a los 12 minutos, reemplazado por Carlos Tevez.

Solo una chance tuvo el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto en los primeros 45 minutos, y fue en los pies de Pavón, pero el hombre de la selección argentina perdió ante la rápida salida del arquero rival, Alexis Martín Arias.

El “Tripero” recuperaba el balón pero no era claro para entregar la pelota a sus de potentes atacantes, Santiago Silva y Mauro Guevgeozián, que no complicaron a Agustín Rossi, en un cotejo de trámite intenso, pero jugado lejos de los arcos.

Una polémica se suscitó a los 30 minutos cuando el defensor auriazul Carlos Izquierdoz bajó a Guevgeozián sobre la línea del área y el árbitro Pablo Echavarría marcó tiro libre ante la airosa protesta de Gimnasia. Luego Silva no pudo superar la barrera en el remate de esa falta.

Amonestado Fabián Rinaudo al inicio del complemento le impidió seguir con tanta intensidad en la marca en la zona media de Gimnasia, por eso comenzó a tomar más protagonismo Edwin Cardona, pero el colombiano tampoco encontraba el paso final.

Poco pasó en esa segunda mitad, Pedro Troglio y Barros Schelotto metieron mano en el banco de suplentes para buscar variantes que no llegaban, solo un remate de larga distancia del cordobés Julio Buffarini, que pasó pegado al palo de Alexis Martín Arias cuando se iba el tiempo, fue la única situación concreta de gol para Boca.

El premio lo tuvo el conjunto platense con el tanto del ingresado Hurtado, que aprovechó un centro de Lucas Licht y arremetió el área chica contra el cierre de Carlos Izquierdoz, que junto a Agustín Rossi no pudieron evitar la caída de su valla.

Así el triunfo viajó a La Plata para el festejo del puñado de hinchas que llegó desde la capital de la provincia de Buenos Aires, ante la mirada de la multitud del conjunto de la Ribera que copó medio estadio Mario Kempes.

Top