Aquí
Portada > Nacion > Liberado Calcaterra, en el Gobierno creen que el caso de los cuadernos los beneficia

Liberado Calcaterra, en el Gobierno creen que el caso de los cuadernos los beneficia

Mauricio Macri cree que quedó fortalecido por el escándalo de los cuadernos que destaparon las coimas que pagaban los empresarios al gobierno kirchnerista y que ya pasó lo peor para él con la liberación de su primo Ángelo Calcaterra, luego de una formidable estrategia de defensa judicial a la que no habían sido ajenos destacados operadores del Gobierno.

El ex titular de Iecsa y su ex gerente Javier Sánchez Caballero declararon este lunes como arrepentidos para salvarse de la prisión. Tras ese acuerdo con el juez federal Claudio Bonadio, Calcaterra reconoció que pagó coimas al anterior gobierno en 2013 y 2015.

Calcaterra fue el primer accionista en declarar. Hasta ahora el juez se ha concentrado a nivel gerencial, falta que convoque a los jefes directos de los detenidos: Paolo Rocca de Techint; Gustavo Romero de Emepa y Enrique Pescarmona de Impsa. La estrategia del juez es simple: Acumular pruebas y testimonios antes de citar a los dueños.

Muy bien asesorado, Calcaterra se anticipó y no esperó esa instancia. Se presentó de manera “espontánea” en Tribunales, le dio categoría de verdad a todas las circunstancias reveladas en los cuadernos de Centeno, dijo que fue él quien ordenó el pago de coimas y sólo fijó dos diferencias: Los montos fueron muy inferiores a los mencionados y sólo se pagó bajo coacción para la campaña. En este tipo de procesos los primeros en arrepentirse suelen recibir mejor trato por el tribunal y su aporte por la novedad es más significativo. Ahí se vio la contundencia de la estrategia, que se engarza con la intención, de desviar los delitos imputados, para salir de asociación ilícita y fraude con la obra pública a aportes no declarados.

“Sacrificamos un alfil y salvamos al rey”, señalaron en el Gobierno. Una vez superada esa instancia, en la cúpula de Cambiemos creen que deben capitalizar las diferencias de la administración de Macri con el kirchnerismo en el manejo de la obra pública.

En el Gobierno reconocen que falta comunicar de manera más efectiva esos cambios para que la sociedad no asocie la corrupción a toda la clase política. “Nuestras obras terminan por debajo del 15-20% del presupuesto oficial, mientras que el kirchnerismo las terminaba el 20 por ciento por encima”, indicaron las fuentes.

Acaso por eso se programó un timbreo de Cambiemos para el sábado 11. Esta actividad, harto utilizada en la campaña por el Gobierno, había comenzado a realizarse con menor frecuencia por la crisis económica. Ahora en Cambiemos creen que es hora de aprovechar el momento.

Top