Aquí
Portada > Nacion > El peronismo ahora pone la mira en los créditos subsidiados Argenta

El peronismo ahora pone la mira en los créditos subsidiados Argenta

Los gobernadores peronistas pusieron la mira en la ampliación de los créditos financiados por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. Estos créditos, que ahora pasarán a llamarse “Préstamos Anses” para despegarse del nombre “Argenta” del kirchnerismo, son una forma de promover el alicaído consumo.

Lo que advierten desde las provincias es que el Gobierno nacional es incoherente. Por un lado sube las tasas de interés para enfriar la economía y frenar la sangría de dólares del déficit comercial permanente y, por el otro, busca fomentar el consumo. Pero además, se reserva para la Nación las buenas noticias como la ampliación del crédito para los jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH; y a los gobernadores los deja solo con malas noticias que dar.

“Mientras enfría la economía y detiene la producción con altas tasas tasas de interés que están matando a las pymes, hacen política a tasas subsidiadas por el lado del crédito”.

En realidad, los préstamos Argenta comenzaron en 2012 y eran solo para jubilados y pensionados y para 2015 representaban el 2,4% de la cartera del FGS. Luego, Macri en 2017 amplió el otorgamiento de estos créditos a los beneficiarios de las pensiones que da el Ministerio de Desarrollo Social y de la AUH y los llevó al 6,2% de la cartera del FGS según los datos consolidados del primer trimestre de 2018.

Desde la Anses aclaran que esta crecimiento de los créditos en la composición de la cartera del FGS se encuentra lejos del tope de la participación máxima que tiene permitida y que, en realidad, lo que se anunció no fue una “ampliación”, sino que lo que está en estudio es la “actualización de los montos prestables” en función de la actualización de los haberes.

Además, destacan que por tratarse de préstamos, no son una ampliación del gasto, sino una forma de “mantener con calor la economía” de los sectores más vulnerables que, de lo contrario, solía endeudarse con mutuales cuyas tasas recientemente fueron reguladas por el Banco Central. Las tasas de interés de los Préstamos Anses no superan el 36% nominal anual.

Por eso el 70% de los jubilados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) tiene actualmente un crédito con la Anses.

Desde el punto de vista del patrimonio del FGS, en el peronismo también reprochan que la ampliación de $60.000 millones de los créditos, precisamente por sus tasas de interés permanentementedebajo de la tasa de interés de la política monetaria, implica un deterioro patrimonial frente a otros instrumentos de cartera igualmente solventes como las Lebacs, que rinden actualmente 46% nominal anual.

La disputa respecto de la administración del FGS no es nueva. Emilio Basavilbaso tiene varias denuncias por las operaciones con las acciones del Fondo, y más tuvo Diego Bossio durante sus muchos años al frente de la Anses. Y hoy no es la excepción: con el memorándum acordado con el FMI, desde el peronismo aseguran que el FGS quedaría a cargo de cubrir aproximadamente 0,4% del PBI (unos 2.000 millones de dólares) del déficit previsional.

No obstante, fuentes oficiales aseguran que esto no es así y que se trata de una cuestión estrictamente contable que le permite a Dujovne contabilizar los ingresos del FGS como parte de los ingresos corrientes para achicar el déficit primario en los asientos. “Hasta ahora no se tocó un solo peso del FGS para la Reparación Histórica, solo se usó el dinero de las multas del Sinceramiento Fiscal”.

Top