Aquí
Portada > Deportes > Atlético Tucumán comenzó con el pie derecho su semestre

Atlético Tucumán comenzó con el pie derecho su semestre

Con un tanto de Leandro Díaz a diez minutos del final, Atlético Tucumán -finalista en 2017- debutó con una sufrida victoria en la Copa Argentina 2018 ante Tristán Suárez, equipo dos categorías menor, a quien superó por 1 a 0 en cancha de Arsenal de Sarandí.

Por los 32avos de final, Díaz apareció dentro del área para definir de primera un centro rasante de Tomás Cuello, que ingresó en el complemento y le dio el desequilibrio deseado a los dirigidos por Ricardo Zielinski, que jugarán los Octavos de Final de la Copa Libertadores en un par de semanas, por primera vez en su historia.

El “Decano”, que en varios pasajes del partido dependió de las atajadas de Alejandro Sánchez e incluso de los palos, espera en la próxima instancia por el ganador de Huracán de Parque de los Patricios y Victoriano Arenas, campeón de la Primera D 2017/18 y ascendido a la “C”.

Fue un primer tiempo bastante abierto y con buena intensidad, donde prevaleció la férrea defensa de Tristán Suárez sobre los intentos organizados de Atlético Tucumán.

Si bien los dirigidos por Zielinski tuvieron más opciones de peligro e ingresos en el área rival, fueron los conducidos por Daniel Bazán Vera los que contaron con las chances más claras.

La primera fue para los tucumanos, por un desborde de David Barbona -de lo mejor del partido-, que Díaz no pudo darle de volea con justeza en el segundo palo.

Tristán Suárez apuró de contragolpe y complicó por varios pasajes a una desconectada defensa de
Atlético Tucumán, porque no podía dominar los espacios y acomodarse al tiempo de ataque rival.

Claudio Galeano, por derecha, complicó a Gabriel Risso Patrón, y en uno de sus desbordes, metió un centro para el cabezazo de Juan Martín que dominó el “Oso” Sánchez sin problemas pero que dio aviso.

Otro cabezazo del experimentado delantero de ascenso casi hace caer al arco tucumano, pero el palo derecho, esta vez, volvió a salvar a los dirigidos por Zielinski, que no estaba para nada conforme.

Sobre el final de la primera mitad y el arranque del complemento, fue Atlético Tucumán el que logró llevar las riendas del partido.

Barbona habilitó a Leandro Díaz, que remató a quemarropa en el cara a cara frente a Roberto Jara, que contuvo bien el arquero de Tristán Suárez.

Apenas iniciado el segundo tiempo, Rodrigo Aliendro fue el que hizo temblar el arco de Jara con un derechazo fortísimo desde 30 metros, que devolvió el palo izquierdo.

Con el correr de los minutos, Tristán Suárez resignó sus ataques y se dedicó casi exclusivamente a defender, por lo que Zielinski decidió jugársela en ofensiva.

Top