Aquí
Portada > Último Momento > Tailandia: rescataron a todos los chicos y al entrenador

Tailandia: rescataron a todos los chicos y al entrenador

Con el rescate de cuatro chicos y el entrenador durante el operativo de salvataje de hoy, concluyeron con éxito las tareas de rescate de las 13 personas que permanecían atrapadas en una cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia, desde hace 17 días.

En medio de fuertes lluvias, en el operativo de hoy, que había empezado alrededor de la medianoche argentina, participaron 19 buzos. Los cuatro nuevos chicos liberados hoy y el entrenador se suman a los ocho nenes rescatados el domingo y el lunes. El operativo según el gobernador de la norteña provincia de Chiang Rai y vocero de las tareas de rescate, Narongsak Osatanakorn, resultó más exitoso de lo esperado.

Los 12 nenes y el profesor permanecerán al menos una semana en el hospital provincial de Chiang Rai para someterse a un completo chequeo médico.

Al igual que en operativos previos, los chicos fueron rescatados hoy de manera escalonada, informó el canal Springs News.

Narongsak Ossottanakorn indicó que otras 4 personas -un doctor y 3 miembros de la Marina- también abandonaron la gruta tras permanecer varios días en tareas de asistencia médica y psicológica para el grupo de niños.

Esta tercera operación resultó más lenta que las realizadas ayer y el domingo debido al mayor número de personas evacuadas y las lluvias que habían azotado la región en las últimas horas.

Los miembros del equipo de salvataje junto a los niños debieron superar un complejo de laberínticas galerías parcialmente inundadas y con desniveles y visibilidad nula para alcanzar la boca de la cueva.

El grupo quedó atrapado en la gruta el 23 de junio y fue hallado el día 2 de julio tras nueve jornadas de intensa búsqueda.

El rescate comenzó el domingo y precisó once horas para sacar a cuatro chicos. Tras un descanso de 14 horas para rellenar las botellas de aire y revisar los planes, se retomaron las operaciones el lunes y se sacó a otros cuatro nenes en nueve horas.

Esta tercera operación fue un poco más lenta por el mayor número de evacuados y por las lluvias que cayeron en la región durante toda la noche y parte de esta mañana.

Los buzos, junto a las personas atrapadas a unos cuatro kilómetros de la entrada, debieron superar un laberinto de galerías parcialmente inundadas y con desniveles y visibilidad nula. Los chicos, muchos de los cuales no saben nadar, comenzaron a tomar sus primeras lecciones de buceo a comienzos de mes.

Top