Aquí
Portada > Policiales > Lebbos asegura que en una reunión en Raco se planeó el encubrimiento

Lebbos asegura que en una reunión en Raco se planeó el encubrimiento

Guillermo Arturo Polli, ex chofer del imputado Hugo Sánchez, relató que había llevado a esa localidad al ex jefe de la Policía, el 26 de febrero de 2006, para participar en un “evento social”. El padre de la víctima cuestionó el testimonio

Un relato débil, con datos inexactos, marcó ayer el debate del juicio Paulina Lebbos. El ex chofer de Hugo Sánchez, quien era jefe de Policía en 2006, afirmó que el día de la desaparición de la joven había trasladado al funcionario hasta la localidad de Raco para participar en un “evento social”. El testigo aseguró ante el Tribunal que el ex titular de la fuerza de seguridad había sido invitado por el entonces secretario de Seguridad, Eduardo Di Lella, quien también habría estado en la reunión organizada en el conocido Club de Veraneantes.

Se trató de Guillermo Arturo Polli, de 55 años, un suboficial mayor -el grado más alto en el rango de suboficiales- que actualmente se desempeña como conductor de los móviles de la División Criminalista de la Policía. Entre 2004 y 2005 fue designado como uno de los choferes del jefe de la fuerza provincial, tras su paso por la entonces División de Toxicomanía y Narcotráfico (Ditonar).

Polli comenzó a describir que el 26 de diciembre de ese año había trasladado a Sánchez hasta el estadio “Monumental”, por pedido del propio funcionario, para presenciar el clásico tucumano Atlético-San Martín. “Estaba de guardia. El jefe Sánchez dijo que quería ver el partido. En efecto, por la tarde, nos pidió que lo traslade hasta el estadio (…) Ingresamos al estacionamiento interno, por la zona de plateas, con la camioneta Chevrolet S10 de color blanco. Como autoridad, se estilaba que entre sin pagar”, recordó.

En su relato, el chofer explicó que se había retirado luego del estadio junto con Sánchez, sus secretarios Dante Bustamante y José Díaz y otros dos agentes. A la camioneta se había subido también Di Lella. ”Hicimos un recorrido de prevención por el centro de la ciudad”, enfatizó.

“Luego decidimos retornar por calle Junín. Freno en la esquina de Santa Fe por el semáforo en rojo y observo que se paró un auto tipo Ford Falcon, modelo viejo. En ese momento, desde el vehículo entablaron conversación con el secretario Di Lella”, rememoró el chofer, quien contó que habría dejado a Sánchez en su casa alrededor de las 21.30.

En otro pasaje de la descripción, Polli remarcó que había buscado con la camioneta de la “secretaría privada” de la Policía a Sánchez, la señora y la hija. Pasadas las 23, todos partieron hacia Raco por la ruta 9, respondiendo a la invitación a un “evento social” de Di Lella.

Seguidamente, el conductor afirmó que había ido pocas veces a Raco y que no conocía el Club de Veraneantes. “El jefe Sánchez me volvió a preguntar cuando salíamos por la ruta si conocía el club. Le respondí que no y me expresó que siguiéramos hasta la comisaría de Raco para consultar dónde quedaba ubicado”, narró.

Polli describió que no pasaron por ningún control policial durante el ingreso a la villa veraniega y que la dependencia de la fuerza estaba ubicada a la vera de la ruta (provincial 341), aunque no conocía el camino. “Giramos sobre la ruta en ‘U’, volviendo hacia San Miguel de Tucumán, y seguí a un efectivo. Nos acompañó hasta un punto de la ruta y nos indicó que el club estaba a mano derecha”, expresó. El chofer agregó que habían seguido por un camino de tierra hasta llegar a la sede social. Allí, habrían ingresado por una tranquera y habrían estacionado a unos 200 metros del portón principal. “Había muchísimos vehículos”, remarcó.

 

Top