Aquí
Portada > Deportes > Argentina ganó en Lima y se afianza en los puestos mundialistas

Argentina ganó en Lima y se afianza en los puestos mundialistas

El seleccionado argentino de fútbol cerró el año con el triunfo ante Perú en Lima por 2 a 0 que confirmó su buena campaña en números durante las cuatro presentaciones por Eliminatorias Sudamericanas, en donde registró algunos buenos pasajes de fútbol que debe sostener en el tiempo.

La pandemia de coronavirus modificó los planes del mundo y el seleccionado dirigido por Lionel Scaloni no estuvo exento. En ese contexto, la Argentina se preparó de la mejor manera posible para el inicio del camino al Mundial Qatar 2022 luego de un 2019 que arrojó un desempeño aceptable en Copa América y un puñado de victorias en amistosos.

Argentina, sin tiempo para pruebas, logró tres triunfos sobre cuatro partidos jugados que lo dejan entre los dos primeros de la tabla de posiciones detrás del líder con puntaje ideal, Brasil. Prácticamente indiscutible desde los resultados.

El debut sucedió ante Ecuador, dirigido por Gustavo Alfaro, con el éxito por 1 a 0 con gol de penal de Lionel Messi en La Bombonera. Argentina dejó dudas en sus líneas en un partido que tenia destino de empate.

La siguiente escala fue la altura de La Paz ante Bolivia. Scaloni cambió la logística (se instalaron dos días antes del partido) y respetó en la previa al local, al que consideraba “uno de los mejores del mundo” por los 3650 metros de altura sobre el nivel del mar a su favor.

Argentina revirtió el resultado, cortó una racha de 15 años sin victorias en el Hernando Siles y lo ganó 2-1 con pasajes de buen fútbol. Bolivia otorgó muchas ventajas, pero fueron aprovechadas especialmente por Exequiel Palacios, uno de los destacados.

La parada ante Paraguay resultó más difícil de lo pensado. La igualdad 1-1 en La Bombonera repitió fallas en el juego con una lesión importante de Palacios incluida.

Esa noche, Ángel Di María, después de sucesivas declaraciones a la prensa en busca de una citación, volvió al seleccionado con algunos minutos en cancha.

Nicolás González fue la gran sorpresa ante Paraguay. El delantero de Stuttgart de Alemania inició el partido como lateral por la izquierda, ante la lesión de Nicolás Tagliafico y la falta de un sustituto natural, y marcó el gol.

González le dio la razón a Scaloni, su gran acierto, y ya como volante externo brindó otra gran producción con la camiseta albiceleste frente a Perú, con otra conquista.

A todo esto, Messi encontró abrigo en este equipo en un año cargado de diferencias con las autoridades de Barcelona, de España, que forzaron la renuncia del presidente Josep María Bartomeu.

Messi lideró en cada partido como referencia ineludible aunque no tuvo fortuna a la hora del gol ante Bolivia y Perú. Sintió mayor compañía en el juego con Palacios y Giovani Lo Celso, pero más lejos del área, como armador.

Como local, Argentina se paró con el 4-3-3 y como visitante, quizás sus mejores presentaciones, optó por el 4-4-2.

El balance, en general, es bueno para la Argentina y Scaloni ya no tiene dudas en nombres como Lautaro Martínez (sin Sergio Agüero por lesión), González, Lucas Ocampos, Lo CelsoNicolás TagliaficoRodrigo De Paul, Leandro Paredes y Franco Armani, entre otros.

El triunfo con Perú lo reafirma e ilusiona de cara al futuro. La producción en Lima exhibió conexión en el mediocampo, con buena y acertada movilidad de pelota.

Argentina debe apuntar a una idea sostenida. Ante Perú sufrió algunos baches que dieron lugar a la reacción del rival aún con una buena diferencia en el marcador.

Lo próximo será en 2021. El 25 de marzo ante Uruguay de local y cinco días después frente a Brasil de visitante. Dos partidos para tachar definitivamente el debe de 2020.

Fuente:Ambito

Top