Aquí
Portada > Actualidad > Sin ayuda de la Nación, no se avizora una solución al paro de ómnibus

Sin ayuda de la Nación, no se avizora una solución al paro de ómnibus

Tucumán inicia su sexto día consecutivo sin transporte público de pasajeros. El paro se inició el miércoles, luego de que el gremio rechazara que el medio aguinaldo se abone en tres cuotas, siendo la última en septiembre. Los transportistas aducen que no cuentan con los recursos y que funcionan a base de endeudamiento. Denuncian también demoras e insuficiencia de los subsidios nacionales. Por ello, todo indica que el conflicto se podría profundizar hoy si los choferes no tienen novedades respecto del salario de junio.

El titular de Unión Tranviarios Automotor (UTA), César González, dijo que no tuvo nuevos contactos con los miembros de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) luego de que el viernes fracasara el encuentro. “Nosotros siempre somos optimistas. Si mañana los empresarios nos dicen ‘les pagamos el aguinaldo’, salimos a trabajar. Todo depende de ellos. Esta situación no le hace bien a nadie: ni a ellos, ni a nosotros, ni al público”, manifestó a LA GACETA.

Desde el miércoles, miles de trabajadores de actividades flexibilizadas se las ingenian para tratar de cumplir con sus obligaciones. Algunos logran acordar los traslados con sus empleadores, pero deben poner de sus bolsillos para llegar en taxis y no ser sancionados. En la Defensoría del Pueblo, sin embargo, aseguraron que no ingresaron denuncias al respecto.

A nivel nacional

El paro de transporte se replica en una quincena de provincias, por disposición de la UTA nacional. El empresariado remarca en que hay una distribución desproporcionadas de subsidios por parte de la Nación: el 83% ($9.300 millones mensuales) está destinado al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el 17% ($1.600 millones) se divide entre todas las provincias. De hecho, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, lo reconoció en su visita por Tucumán y se comprometió a modificar estas inequidades, pero recién a partir de 2021.

Miembros de Aetat, en tanto, sostienen que la medida de fuerza de la UTA es exagerada. Marcaron que no hubo despidos ni suspensiones durante la cuarentena, a pesar de que: el 40% del personal no trabaja por ser grupo de riesgo; cayó un 70% el flujo de pasajeros; y que casi todos los subsidios que reciben -de Nación y Provincia- se destinan para salarios.

Los transportistas Luis García y César Atim (h), entrevistados en el ciclo “Primer Plano”, afirmaron que los fondos nacionales vienen con retraso y que se abonan después del 15 de cada mes. Aseguraron que aún no percibieron los subsidios de mayo. “La única salida es que la Nación haga un aporte extraordinario para el pago del aguinaldo”, dijeron.

Miles de tucumanos necesitan del servicio de ómnibus. ANTONIO FERRONI

La Provincia pidió una pronta solución, y se comprometió a interceder más allá del diálogo. Fuentes municipales consultadas, en tanto, marcaron que al no haber rentabilidad por las medidas dispuestas por la pandemia los empresarios dependen hoy casi en un 100% de los subsidios. Consideraron es necesario una mesa de diálogo entre Nación, Provincia y Municipalidad.

González consideró que es clave que el Ejecutivo nacional tome cartas en el asunto para evitar una parálisis total del transporte. Además, anunció que mañana a la mañana habrá una movilización nacional. Por la tarde, en tanto, está prevista una nueva videoconferencia con la autoridades nacionales para intentar arribar a una solución.

Fuente: La Gaceta

Top