Aquí
Portada > Actualidad > Coronavirus: así es el procedimiento para ser donante de plasma sanguíneo

Coronavirus: así es el procedimiento para ser donante de plasma sanguíneo

Esta semana, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que promueve la donación voluntaria de sangre para la obtención de plasma de pacientes recuperados de coronavirus. El objetivo es que pueda utilizarse en el tratamiento de pacientes que lo requieran. Además se crea un Registro Nacional de Pacientes Recuperados y propone declararlos “Ciudadanos solidarios y destacados”.

Todavía falta que sea tratada en el Senado, pero muchos se preguntan cómo es el método de donación de plasma.

 

¿Qué es aféresis?

Así se denomina a la extracción que divide la sangre del plasma, para encontrar anticuerpos que podrían ayudar a personas con coronavirus.

¿Qué se necesita para donar plasma?

La donación de plasma requiere de ciertas evaluaciones: primero se hace una entrevista telefónica con una evaluación preliminar de esa persona para saber si puede ser donante.

¿Qué requisitos deben cumplirse?

Entre los detalles figuran los datos filiatorios, la edad, el peso, cuándo fue diagnosticada la enfermedad y la fecha de PCR negativa, porque para ser donante de plasma se requieren dos pruebas negativas: la primera al ser dado de alta, y la segunda, 14 días después.

¿Cuándo se hace el hemograma?

El donante recibe un turno para evaluar la red venosa del paciente: se debe conectar a una máquina de aféresis y se saca sangre para hacer hemograma. Y finalmente, se lo cita para hacer el procedimiento que dura una hora en el marco de un protocolo dispuesto por el Ministerio de Salud.

¿Se puede repetir la donación?

Cada donante puede repetir el procedimiento a las 72 horas y que una misma persona puede ser donante varias veces. El individuo se repone fácilmente y no es como una donación de sangre.

¿Sirve esta metodología?

Hay que tomar el plasma como una herramienta más en el tratamiento, no es algo específico y, como es una enfermedad nueva, se van probando distintas posibilidades de herramientas terapéuticas. La tendencia en general es usarlo en el paciente moderado, que empieza a empeorar con dificultades respiratorias o más oxígeno. Los expertos aseguran que lo que se está viendo ahora es que el plasma, al darle inmunidad pasiva o sea anticuerpos contra el virus (enfermedad), ayuda a un mejor recuperación, evita que pase a terapia y disminuye el estado inflamatorio.

Top