Aquí
Portada > Policiales > Un muerto en medio de una disputa por droga

Un muerto en medio de una disputa por droga

Un ex presidiario fue asesinado de un balazo en la madrugada del viernes en el barrio Municipal de Concepción. Ocurrió durante un incidente que tendría su origen en diferencias entre narcos que operan en la zona. Otro hombre resultó herido de bala en un brazo. La víctima fue identificada como Julio César Medinas, (a) “El Mellizo”, de 37 años, y con domicilio en el barrio Primero de Mayo. El hombre registra dos condenas por robos y varias denuncias por otros delitos.

En un principio, las investigaciones del caso se orientaron a un intento de robo, pero en razón de que todos los involucrados en el hecho tienen antecedentes judiciales, apareció la sospecha de un choque entre bandas dedicadas al narcomenudeo.

Hasta anoche, la policía había logrado la detención de dos hombres: un tal Rodrigo, señalado como posible autor del hecho, y otro conocido como Roque, quien acompañaba a la víctima. Un tercer hombre, Daniel Córdoba (a) “Danielito”, permanece prófugo. Este último tiene domicilio en el lugar donde se desencadenó el homicidio y registra una condena a prisión condicional de 3 años por el delito de resistencia y atentado a la autoridad.

Según el caso, el 14 de octubre del año pasado Cpordoba atropelló y llevó cargado en el capot de su auto al comisario Marcos Barros, actual jefe de Operaciones de la Unidad Regional Sur (URS). Fue cuando intentó detenerlo porque circulaba en aparente estado de ebriedad y con música a alto volumen por los alrededores de la plaza Mitre de Concepción. Barros resultó ileso. Córdoba acumula además tres causas por tentativa de homicidio y otra por robo agravado, según la policía.

Gritos y tiros

Medinas cayó mortalmente herido frente a la casa de “Danielito” por un disparo con un arma de fuego, que impactó en el tórax. Este inmueble se encuentra ubicado en Esteban Echeverría y Ayacucho. A pocos metros está una iglesia evangelista. Cuando la policía llegó al sitio del incidente, el hombre baleado ya se encontraba sin vida. Ahí mismo se detuvo a Rodrigo y más tarde, a Roque, que presentaba una herida con arma de fuego en uno de sus brazos.

El aún confuso episodio se habría desencadenado alrededor de las 22. A esa hora, según vecinos, llegaron la víctima y su acompañante Roque. Luego se escucharon gritos, tiros y el ruido que produjo la rotura de los vidrios del frente de la vivienda. “En ese lugar siempre hay movimiento. Incluso, la policía en varias ocasiones allanó el interior de la casa, al parecer, por cuestiones de droga o delito de robo. Anoche me despertaron los gritos y los disparos de arma de fuego. Sólo salí cuando ya estaba la policía y un hombre tirado en el suelo”, contó un vecino que solo se identificó como Ramón.

Rodrigo, acusado de haber efectuado el disparo, manifestó que Medinas y su compinche le arrebataron $ 6.500 y un celular, informó el comisario general Jorge Díaz, jefe de la Regional Sur. Pero para el jefe policial la versión no convence, teniendo en cuenta la secuencia del hecho. La reacción se habría producido cuando los hombres intentaban entrar, es decir, que el presunto robo no habría llegado a concretarse. De ahí que ese dinero no estaba en poder del fallecido ni de su compinche.

Los lugareños afirmaron, por su parte, que los involucrados en el incidente estuvieron discutiendo. “Se escucharon boconadas, insultos. Y después vino el disparo. Aquí es de terror casi todas las noches. Yo cuando veo problemas, me encierro enseguida. Por eso, no sé mucho lo que ocurrió”, aseguró don Pedro Juárez.

La policía, en un principio, no encontró el arma homicida. Casi a media mañana, descubrió en el techo de una casa vecina un revólver calibre 32, que sería con la que se atacó a Medinas. Fue durante un procedimiento ordenado por el fiscal Miguel Varela, a cargo de la investigación. No se entiende la razón por la cual el arma se ocultó, si el ataque fue en defensa propia, ni que Córdoba (presunta víctima) se haya dado a la fuga. A través de las pericias sobre el arma es posible que se establezca quién ha sido el autor del disparo que mató a Medinas. Aunque en principio está señalado el tal Rodrigo, no se descarta que haya sido Córdoba.

El representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) no suministró información sobre el proceso de instrucción, al encontrarse la investigación, según manifestó a la prensa, en su etapa inicial.

Top