Aquí
Portada > Actualidad > El Siprosa, ante el coronavirus: “los equipos están preparados para afrontar lo peor”

El Siprosa, ante el coronavirus: “los equipos están preparados para afrontar lo peor”

“Puedo decir con seguridad que la provincia cuenta con los recursos necesarios y que los equipos de Salud están preparados para afrontar esta situación de emergencia”, afirma con convicción la licenciada Susana Sánchez, Jefa del Departamento de Capacitación de la Dirección de Recursos Humanos del Siprosa.

Explica que en el inicio de la pandemia se realizó un análisis de la disponibilidad de recursos humanos con los que contaba la Provincia. “Siguiendo los estándares de lo que sucede en el mundo y los lineamientos de la Nación, hicimos un cálculo de cuántos pacientes podemos llegar a tener, siempre pensando en la máxima. De acuerdo a eso, distribuimos a nuestros profesionales y reclutamos personal externo para poder dar respuesta”, expone Sánchez.

En esta emergencia epidemiológica, los perfiles profesionales más críticos son los médicos, enfermeros y kinesiólogos, junto con los bioquímicos que tienen bajo su responsabilidad el procesamiento de las muestras. Otro aspecto analizado desde el Departamento de Capacitación fue que estos profesionales cuenten con los elementos de protección necesarios para la exposición al virus, que, según plantea la licenciada, están garantizados.

“Tenemos todos los recursos que se van a requerir para el personal médico en primera línea de atención. Todo el tiempo se están renovando y se están produciendo en la medida de las posibilidades”, afirma. Pero aclara: “el tema es que, si bien contamos con los elementos de protección personal, son recursos escasos y la mayoría descartables, por lo que hay que cuidarlos. Hay que tenerlos previstos para el momento oportuno, para cuando tengamos el pico de contagios”.

Por el momento, no están proveyendo de estos elementos a la totalidad de las plantas en los hospitales. “Vamos regulando el uso en la medida de las necesidades, ahora son para quienes realmente están en un contacto con pacientes con la covid-19 o puedan llegar a estarlo. Dotar de estos recursos a personal que no está en ningún tipo de contacto sería desperdiciar recursos que son muy valiosos en este momento”, explica Sánchez.

Fortalecer capacidades

Desde el inicio de la pandemia, los profesionales de la salud fueron -y están siendo- capacitados, según un plan integral sostenido en cinco ejes: conocimiento epidemiológico de la covid-19 y todas sus características; bioseguridad y prevención del contagio; limpieza y desinfección de entornos sanitarios y no sanitarios; traje y derivación de pacientes; y manejo de enfermos en situación crítica, con instrucciones para el manejo de respiradores.

Recibieron además instrucción en salud mental, para el manejo de situaciones de crisis, desarrollar tolerancia a la frustración y poder afrontar las distintas situaciones que se vayan a presentar, más el temor que genera el estar expuesto.

Las capacitaciones se realizan con una modalidad teórico-práctica, vía online y en el hospital Eva Perón.

Según explicó Sánchez, estos ejes fueron planificados de acuerdo a las necesidades que genera la pandemia y son lo más abarcativos posibles. Se capacitó a los efectivos del Siprosa y también del sector privado que así lo requirieron. También se brindó formación a organismos y empresas privadas.

Incluso los profesionales que no son especialistas en las áreas que requiere la pandemia fueron instruidos para poder sumarse a los equipos.

“Aproximadamente 10.000 agentes del sistema de salud fueron capacitados. En esto hay que estar tranquilos porque los equipos están preparados para afrontar lo peor”, asegura. “Los recursos están en buenas condiciones, con las herramientas necesarias, siempre con la vista puesta en el paciente”, concluye.

Reclutamiento de personal: profesionales externos dan una mano a salud

Para sumar a los recursos propios con los que cuenta el Sistema de Salud fueron reclutados médicos, enfermeros y kinesiólogos (equipo nuclear) a través de publicaciones en internet, lo que tuvo muy buena respuesta. Además, se realizó una articulación con la Universidad Nacional de Tucumán, que puso a disposición los profesionales médicos y enfermeros recién recibidos que, por cuestiones burocráticas, todavía no disponen formalmente de su título pero que ya han completado sus estudios. Ante la situación de emergencia, la UNT contempló que tengan un título provisorio, el Siprosa los matriculó también provisoriamente para que puedan prestar un servicio rentados mientras dure la pandemia.

Acceso a la internación: “estamos listos para cualquier situación”

De todos los pacientes infectados con el virus, sólo unos pocos presentan síntomas graves y requieren internación en terapias intensiva o intermedia y necesitan respirador artificial. La mayor parte de los pacientes con covid-19 sólo presentan síntomas leves. Según explicó la Jefa de Capacitación del Siprosa, una variable muy importante que entra en juego es que el pasaje de un estado clínico a otro es generalmente muy rápido. “Nos estamos preparando para que el paciente que tenga síntomas no graves pueda ser igualmente internado, de manera tal que si hubiera una necesidad de pasarlo a urgencias porque agrava su situación está ya en el hospital y no en su casa y podamos atenderlo rápidamente”, expuso.

Consultorios de febriles: cómo atender a pacientes sospechosos

Para evitar la propagación del virus dentro de los hospitales se puso especial atención en la capacitación del personal de los consultorios de febriles. Estos son dispositivos ubicados en todos los hospitales centrales, en las policlínicas y en algunos lugares del primer nivel de atención. Están aislados del resto del edificio y por allí ingresan los pacientes con sintomatología compatible con la covid-19, particularmente la fiebre. El personal fue capacitado en la detección de la sintomatología, la posibilidad de categorizar si es leve, moderada o grave y en función de eso indicar si se requiere un estudio de laboratorio, si corresponde un aislamiento y si el paciente requiere internación o derivación.

Top